Mindfulness, meditación y la práctica de la atención plena…

images

Primero una definición, por mindfulness se entiende la capacidad de la mente de estar conciente y atenta al momento presente. Es una atención plena al momento que se está viviendo justo en el aquí y ahora. Suena fácil, pero si nos ponemos a pensar un poco, la mayoría del tiempo nuestra mente está divagando, llena de ruido, “rumiando” sobre aquellas cosas que han pasado o las que podrían llegar a pasar, todos los “tengo que” pendientes que se nos vienen encima… no son tantos los momentos en que nos detenemos a sentir, pensar, vivenciar cómo estamos o qué estamos viviendo justo en este minuto presente. Y una de las mejores formas de llegar al mindfulness es a través de la práctica de la meditación.

Hace tiempo venía escuchando sobre los beneficios del mindfulness y la meditación, además de su potente influencia en la felicidad, así que decidí entrar a un curso, leer, practicar y aprender un poquito más sobre esto para así comenzar a aplicarlo y contarles algunas cosas que podrían motivarlos a empezar también.

Primero es importante despejar la idea de que meditar es estar en posición de flor de loto, en traje blanco, pies descalzos, con incienzo y repitiendo “oooommmm”, porque si fuese así pocas personas podrían recibir los beneficios de esta práctica… Haymuchas formas de meditar, una puede ser sentarse con la espalda recta sobre un cojín, piernas cruzadas, frente a una pared lisa o un lugar con poco estímulo, en silencio, respirar profundo y pausado, fijar la vista 45 grados hacia el suelo y simplemente centrarte en tu respiración, tratando de mantener tu mente en blanco. Si, lo sé, esto último es megadifícil, ya que normalmente no pasan muchos segundos antes de que empieces a pensar en algo del día, algo por hacer, o que te pica la nariz y tienes ganas de rascarte o moverte, pero con la práctica vas mejorando…

La idea es que tu mente ponga atención al presente, tu respiración, las sensaciones corporales, los aromas, puedes escuchar ruidos externos o todo lo que está sucediendo en ese momento, presente, luego retomas el centrarte en tu respiración, pueden pasar pensamientos sobre cosas que hacer, los dejas pasar, y retomas tu concentración en el aquí y ahora. Con el tiempo te vas dando cuenta de que puedes ir desapegándote con mayor facilidad de pensamientos intrusivos que te pueden angustiar y causar daño, no se trata de evadir la realidad, al contrario, se trata de hacerte cargo de forma más activa de tu presente, ocuparte en vez de preocuparte tanto por aquello que ya pasó o aquello que aún no pasa. Es importante considerar la historia y soñar el futuro, pero si la vida se te va en eso, no te darás cuenta de que tu ahora no está siendo vivido realmente.

Respecto a las manos, puedes poner pulgares horizontales tocándose (tiene su sentido, cuando estás pensando mucho tienden a ir hacia arriba, y si te quedas dormido bajan, por eso mantenerlos horizontales ayudan a estar centrado), mano izquierda sobre la derecha con palmas hacia arriba, pero también puedes hacerlo en tu oficina, sentado en la silla, con espalda derecha y centrándote en las mismas ideas de respirar profundo, mente quieta, etc… o también puedes hacerlo mirando un objeto o una vela fijamente (es increíble el poder que tiene el fuego de captar nuestra atención). En cuanto al tiempo, puedes empezar por 5 minutos e ir subiendo a tu ritmo. Muchas personas refieren que meditar 20 minutos al levantarse les ayuda a tener un mejor día y claramente si lo haces al atardecer, te ayuda a conciliar un mejor sueño.

En Buthan, este país pequeñito cercano al Himalaya, que ha cambiado la medición de progreso desde el PIB (producto interno bruto) al FIB (felicidad interna bruta) de sus habitantes, y que se ha preocupado porque todas sus políticas pasen primero por el Ministerio de la Felicidad para que evalúe su aprobación, fomentan que en todas sus escuelas practiquen al menos 3 veces al día meditación por unos minutos, lo cual ayuda a que los niños regulen mejor sus impulsos, sean más amables, receptivos, se relacionen mejor, aprendan más, etc. En el Encuentro de Felicidad y Relaciones Saludables que se hizo en Mayo en nuestro país (www.encuentrofelicidad.cl), el Ministro de Felicidad de Buthan: Dasho Karma Tshiteeem, mostró videos maravillosos de niños pequeños que meditaban unos minutos incluso en el recreo, rodeados de ruido y distractores, ellos hablaban de lo mucho que les ayudaba esta técnica en todo sentido y que se sentían agradecidos de haberla aprendido en sus escuelas. Chile envíó a su embajador en la india a Buthan para ver qué estaban haciendo allá y ver si podíamos replicar algunas ideas acá… sería realmente hermoso que poco a poco empezáramos a preocuparnos más de nuestra felicidad y de ir aprendiendo caminos por los cuales salir del piloto automático y estar atentos a disfrutar más aquello que vivimos, ya sea con meditación o con tantas otras formas.

En su libro “La Ciencia de la Felicidad”, Sonja Lyubomirsky refiere que numerosas investigaciones han demostrado que los que meditan logran un estado profundo de descanso fisiológico y un mayor estado de conciencia y atención (observándose indicadores de mayor flujo sanguíneo y otros marcadores clásicos en el cerebro). Uno de los estudios por ejemplo, muestra que al cabo de 8 semanas de practicar meditación, se incrementa la actividad de la corteza prefrontal izquierda, con respecto a la derecha, patrón que se observa con frecuencia en las personas que son más felices y orientadas hacia la aproximación de experiencias, en vez de evitarlas. Este y muchos otros estudios, han ido demostrando la influencia positiva de la meditación en la felicidad.

Por otra parte, la meditación ha demostrado ser de gran ayuda en pacientes con cardiopatías, dolor crónico, problemas de piel y trastornos como la depresión, la ansiedad, el pánico y el consumo de estupefacientes. Además, la meditación vuelve a las personas menos susceptibles al estrés, potencia el estado de ánimo positivo, la autoestima, la sensación de control, aumenta el disfrute del presente, mejora la calidad de las relaciones y el apoyo social, mejora la creatividad, la inteligencia y la flexibilidad cognitiva.

El centrarnos en lo que estoy haciendo en el presente, nos ayuda a vivir más intensamente las experiencias, desde tomar conciencia de cómo está mi cuerpo (temperatura, comodidad, distendido o contracturado, postura derecha o encorvada, camino acelerado o pausado, etc), saborear la comida que estoy comiendo, vivenciar una sexualidad más plena y conectada con mi pareja (no automática, ni desconcentrada pensando en que hay que pintar el techo o tengo que planchar después o tengo que ponerme en posiciones que disimulen la celulitis o que el otro está medio gordito o estoy perdiendo horas de sueño…ufff), escuchar y mirar de verdad al otro con el que me comunico, sin estar haciendo o pensando otra cosa… dejar de ser multitareas por un rato definitivamente ayuda a estar de verdad en lo que estamos y no caer en las garras del estrés. El mindfulness como ven se puede aplicar de forma sencilla cada día.

En Chile, existen muchos grupos donde pueden acercarse a meditar o aprender mindfulness a través de pequeños cursos breves, diplomados o simplemente espacios donde practicar la meditación. Dentro de ellos está:

Instituto Mindfulness: lugar donde ofrecen cursos, diplomados, etc. http://www.institutomindfulness.cl/category/cursostalleres/

Meditación Vipassana, que lleva años en Chile haciendo retiros de 10 días en silencio donde enseñan esta técnica acuciosamente y sólo debes hacer un aporte voluntario por participar (se hacen en Putaendo y Chiloé, generalmente y las inscripciones se agotan rápido así que hay que estar atentos): http://courses.dhamma.org/es/schedules/noncenter/cl

Los invito a probar esta experiencia y si sienten que la meditación no es lo suyo, no se preocupen, sólo reflexionen sobre cómo pueden disfrutar más su presente, deténganse cada cierto tiempo para ver cómo están y busquen no caer en vivir automáticamente pues así la vida se va pasando día a día sin apreciarla del todo.

En los comentarios pueden ir contándonos cuáles son sus experiencias al respecto y si tienen datos que compartir sobre lugares, talleres o cursos al respecto, ¡bienvenidos!

usanateMindfulness, meditación y la práctica de la atención plena…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *